El amor sin (te) Amo. Del amor en los tiempos modernos

El amor tiene un solo sentimiento y un corazón así es que en cualquier lugar el amor es el mismo amor se siente igual

El amor sin (te) Amo. Del amor en los tiempos modernos.

Psicóloga, especialista en psicología clínica, Hospital Universitario Rio Hortega, Valladolid.

Resumen: La pregunta por el amor siempre ha recorrido nuestra historia y, con ello, a menudo nos encontramos a sujetos acudiendo a las consultas con demandas en torno a esta cuestión ineludible. En el presente trabajo se tratará de hacer una revisión de la transformación de las relaciones amorosas en un mundo envuelto por el capitalismo y, más concretamente, en analogía al cambio de posición que la mujer ha logrado en las últimas décadas. De esta manera, se extraerán algunas consideraciones sobre la influencia de las transformaciones sociales en las presentaciones clínicas actuales y el posible manejo terapéutico con sujetos marcados por la indefinición.

Palabras clave: amor, psicoanálisis, modernidad, Sigmund Freud, Jacques Lacan.

Abstract: The question of the love has always traveled our history and with this, frequently we find subjects attending to the consultations with demands around this inescapable question. The present work focuses on doing a review about the transformation of love relationships in a world enveloped by the capitalism, and more specifically, in analogy to the change of position that the woman has achieved in the last decades. And thus, some manifestations will be drawn about the influence of the social transformations in current clinics and the possible therapeutic management with subjects who are marked by the imprecision.

Key words: love, psychoanalysis, modernity, Sigmund Freud, Jacques Lacan.

Cómo decir te quiero en 100 idiomas

Descubre cómo se dicen te quiero en los distintos idiomas de Europa

Te quiero en inglés: I love you – Que se pronuncia: Ai lof yu.

En alemán: Ich liebe dich – Que se pronuncia: Ij libe dij.

Te quiero mucho en francés: Je t’aime – Que se pronuncia: Ysiu tem.

En italiano: Ti amo – Que se pronuncia: Ti amo (no hay que complicarse mucho la vida, no).

En portugués: Eu te amo – Que se pronuncia: Eiu chee a-mu. (Aunque en Portugal sería ‘Eu amo te’).

En catalán: T’estimo – Que se pronuncia: Tes-ti-mo.

En gallego: Quérote – Que se pronuncia: Qué-ro-te.

Te quiero en euskera: Maite Zaitut – Que se pronuncia: Mai-te Sai-tut.

En albanés: Te dua.

En armenio: Yes kez sirumen.

En bielorruso: Я табе кахаю – Que se pronuncia: Ja ta-bie ka-cha-ju.

En bosnio: Volim te – Que se pronuncia: Vo-lim te (al igual que en croata).

Te quiero en búlgaro: Обичам те – Que se pronuncia: O-bi-cham te.

En checo: Miluji te – Que se pronuncia: Me-li te.

En corso: Ti tengu caru.

En croata: Volim te – Que se pronuncia: Vo-lim te.

En danés: Jeg Elsker Dig – Que se pronuncia: Yail ils-ko daig.

En eslovaco: ľúbim ťa – Que se pronuncia: Lu-bim ta.

En esloveno: Ljubim te – Que se pronuncia: Yu Bim-te.

10 maneras geek de decir “Te Amo” [2da parte]

Estos son los 5 consejos restantes para celebrar San Valentín de una forma original y tecnológica:

6. Ancla sus sitios favoritos. Tu plan de San Valentín incluye ir al cine pero no sabes qué películas hay en cartelera y mucho menos los horarios. Para facilitarte la labor de búsqueda, puedes anclar el sitio web de tu cine favorito a tu barra de tareas con Internet Explorer y así podrás tener características especiales que te permitirán estar pendiente de las funciones que dan ese día.

clip_image002

7. Las flores son muy 1995. Cierto es que los diamantes son para siempre, pero ¿has intentado navegar en internet, mandar un email o ver un video en él? En eso son mejores las computadoras y los teléfonos inteligentes, además de más baratos. Dar algún regalo es una costumbre en San Valentín, ya está pasado de moda regalar diamantes, chocolates, globos o flores, pero decirle ‘Te amo’ con un regalo tecnológico, con un bonito diseño y con mucha funcionalidad sería un mejor detalle y te lo agradecerá. Si consideras una PC piensa en todo lo que puedes hacer de esta lista con una Windows PC, como la Asus UX21.

clip_image004

8. Un buen emoticono dice más que un poema.Todos sabemos que una imagen vale más que mil palabras y las limitantes de caracteres en ocasiones no permiten expresarnos como quisiéramos. Para esas ocasiones y en especial para San Valentín mejor utiliza emoticonos creados por ti, en La Feria de Emoticonos de Windows Live Messenger podrás dar rienda suelta a tu creatividad y crear ese emoticono que sea muy especial para los dos. Visita www.feriademoticones.com

Mil formas de decir te amo

Tú ¿cuál prefieres? [Test]

Por: Redacción | Fuente: Religión en Libertad

Aunque pocos lo saben, el amor se expresa en cinco lenguajes. Y para que la relación crezca sin tropiezos, es recomendable conocer cuál es el que cada uno de los cónyuges expresa mejor y cuál es el que más necesita recibir. Juan Luis Vázquez Díaz-Mayordomo, de la revista Misión, lo explica en este artículo.

“¿Qué le pasa al amor después de la boda?”. Con esta inquietante pregunta comienza su libro “Los cinco lenguajes del amor” el norteamericano Gary D. Chapman. Es la pregunta que le hizo en un avión el pasajero de al lado, un hombre entrado en años que se había casado tres veces y fracasado otras tantas.

En realidad, a ese desafío de entender el amor para cuidarlo no solo se enfrentan los recién casados, también matrimonios que con los años pierden la ilusión. Para Chapman (que como orientador familiar ha tratado a miles de cónyuges), la clave está en la comunicación. Concretamente, en el lenguaje con que comunicamos al otro nuestro amor, y que va mucho más allá de las palabras.

El lenguaje del amor

Para el escritor y orientador familiar Javier Vidal-Quadras, especialista en la teoría de los lenguajes del amor, “una de las dos preguntas que, como matrimonio, debemos hacernos al final del día es: ¿He querido hoy a mi cónyuge? Y la segunda: ¿Lo ha notado? Porque el otro ha de poder notar con los sentidos si le amo o no. El amor es inteligente y por eso debemos empeñarnos en averiguar qué es lo que podemos hacer para que el otro perciba que le queremos”.

Es ahí donde entran los lenguajes del amor, que según Chapman son cinco. Aunque no son excluyentes, lo normal es que cada persona se exprese mejor en un lenguaje, y que demande ser amado con un lenguaje concreto.

Mil maneras de decir “te amo” – II

El biólogo Humberto Maturana, en su teoría acerca de la biología del amor, dice: “Es más fácil ser feliz que infeliz; es más fácil amar que no amar”. Al crearnos, Dios nos dio capacidades emocionales, físicas y espirituales que nos hacen seres humanos equipados para dar y recibir amor.

Amar con toques cariñosos: el lenguaje corporal del amor se expresa con abrazos, toques positivos, besos y acercamiento que provee apoyo. Con­finar, ignorar y mantenernos a distancia de las personas que amamos ma­ta el amor.

Amar con los ojos: mirar con atención es la mejor manera de decirle a alguien que es importante para nosotras. Una inspección visual del otro, cargada de sentimientos amorosos, crea lazos de intimidad y cariño que ayu­dan a resistir los peores momentos. Una mirada vale más que mil palabras.

Amar con los oídos: padres, madres, esposas y esposos “sordos” abundan. Son los que construyen un muro de indiferencia, confinan a los hijos a la soledad y al abandono. El amor sencillo y verdadero necesita tiem­po para despojarse de las preocupaciones personales y escuchar a otros con genuino interés. Una conversación sin prisa puede ser una excelente sesión de catarsis que todos necesitamos.

Amar a través del respeto: decimos “te amo” cuando manifestamos res­peto y consideración. Todos tenemos gustos, intereses, expectativas y sueños diferentes. El respeto debe inducirnos a ser sensibles a los sentimientos ajenos. “Lo siento” y “lo has hecho muy bien”, aunque son frases sencillas de expresar, se hacen cada día más escasas.

Aprendamos el lenguaje del amor. Cada quien podrá expresarlo de acuer­do a su forma de ser, sin tratar de imitar a nadie. Si es a través de las palabras o los gestos, no tengamos miedo; un “te quiero” lleno de sinceridad puede mo­ver montañas. Una caricia sincera puede curar heridas profundas.

Mil formas de decir te amo

Y es así, como mejor no explicarlo,
tal vez si lo pienso, son dos mil, o tres mil.

De diferentes colares, sabores,
tamaños y formas.
Pensadas y rebuscadas,
simples y sencillas.

Pueden cautivarte, esperanzarte,
pueden transportarte o arraigarte.

Mil maneras de decir te amo,
y yo aquí, sin saber ninguna.
Me robas las palabras mujer,
me quitas el aliento.

Mil maneras de decirlo
¿mil maneras de sentirlo?

Pues no lo creo, porque te siento única,
nueva, mágica y verdadera.

Eres lo que los ojos no esperan ver,
lo que mi boca no espera besar, tímida.

Eres lo que la mañana ilumina primero,
y a la que realmente la luna acompaña.

Eres manantial, eres luz de vida,
eres suave y pura, sencilla.

Mil maneras de decirlo y solo pienso,
¿que pasaría si supiera alguna?

Mil o mas, mil o menos,
solo cien, diez o una.

Si fuera solo una estaría perdido,
por eso busco mas, las invento,
pero al verte, me las robas todas.

Mil maneras de decir te amo,
y yo no se me ninguna.
Aunque creo, que a mi manera
acabo de decirlo…

Lemos Maximiliano Daniel.
Todos los derechos reservados

Razones para decir te quiero a los hijos

Decir te quiero a los hijos

Decir te quiero a los niños debería ser un mantra para nosotros, ¿acaso cuesta tanto? Son dos palabras que encierran tan sólo un poquito de lo que sentimos por nuestros hijos. Al expulsarlas, transmitirlas y expresarlas en alto, les estamos recordando y afianzando lo mucho que nos importan.

Evidentemente no vale sólo decir te quiero a los hijos, también hay que demostrarlo. Los actos importan y son básicos para que los niños se sientan queridos, pero esas dos palabras, te quiero, les estimulan así:

Estimula el vínculo entre padres e hijos, aumenta la conexión emocional, la cercanía entre unos y otros.

– Mejora la autoestima del niño: les reafirmamos el cariño que sentimos por ellos y esto tiene un alto impacto emocional. La autoestima es la conciencia que tiene cada uno de sí mismo, el valor que nos damos, cómo nos aceptamos, con lo bueno y lo malo. De esta manera, les decimos a nuestros hijos que, les queremos tal y como son y ello incide en que tengan una buena autoestima.

– Fomenta la confianza entre padres e hijos: decir te quiero es abrirse plenamente y expresar un sentimiento íntimo, por lo tanto, favorece la comunicación y el diálogo en familia, y la confianza entre unos y otros.

– Aporta paz y bienestar a los niños: les ayuda a crecer seguros y tranquilos. Sólo has de observar el impacto que tienen esas dos palabras sobre ellos.

– Consigue hacerles felices: y es que, uno de nuestros objetivos como padres es lograr la felicidad de nuestros hijos, y parte de esa felicidad se consigue transmitiéndoles cuánto les queremos.

– Les ayuda a crecer emocionalmente: enseñar a nuestros hijos a expresar sus emociones y sentimientos pasa por hacerlo nosotros mismos, por ser un ejemplo en ello. Abrirnos y expresar lo que sentimos les ayudará a explorar y a no tener miedo de sus emociones.

Formas de decir “te amo” sin palabras

No solo un continuo “te quiero”, “te amo”, “te adoro”, pueden demostrarle a su pareja cuánto la ama. Existen cantidad de manifestaciones que le dicen a gritos lo importante que es usted para esa persona.

(Foto: Internet/ VANGUARDIA LIBERAL)

Durante el noviazgo o en plena etapa del romance, muchas personas buscan todas las formas posibles para demostrarles a su conquista o pareja qué tanto las aman. A veces se quedan cortas de palabras, ante la cantidad de frases, canciones y manifestaciones de amor que encuentran. Incluso la creatividad está a flor de piel, y los dos buscan la forma de sorprender aún más a la pareja, pues no quieren que el otro deje un solo segundo de pensar en ellos.
Así mismo debería ser durante toda la relación o en el matrimonio. Pero lo cierto es que más de uno deja esos bonitos detalles cuando se finaliza el enamoramiento, la chispa y la magia.
Por eso es bueno que se pregunte con toda sinceridad, cuándo fue la última vez que usted sorprendió a su pareja con un “te amo” a grito entero y saltando en un pie, o cuándo fue la última vez que le habló sin palabras, con tan solo una mirada, una sonrisa cómplice o con un abrazo.
Es probable que a más de uno se le haya acabado la imaginación, quizá algunos digan que esos días quedaron atrás hace tiempo; hay quienes puedan haberse quedado capturados por el ritmo de vida acelerado y ni siquiera se levanten de la cama dando un beso de buenos días a su pareja.
Quizá más de una se raja en este aspecto. Por eso es bueno que empiece a retomar mil y una formas de decirle a su pareja “eres lo mejor que me ha pasado en la vida”.

Preguntas y respuestas

Freddy Hernando C.
Psicólogo social
¿Qué no debemos olvidar en pareja respecto a esas manifestaciones de afecto que van más allá de las palabras? Lo que realmente engrandece una relación de pareja es la importancia que yo le doy a la otra persona y lo orgulloso que me siento de pertenecer a la vida de mi pareja. Por eso cuando hablamos de las manifestaciones de pareja muchas personas creen que solamente se les está hablando de dar o recibir regalos o de manifestar palabras de afecto. Aunque estas cosas sí son muy necesarias para quienes expresan sus sentimientos a través de estas cosas, lo más importante es que cada quien se sienta parte importante de la vida del otro.
Es muy importante que pensemos en crear pequeños proyectos como viajes o ahorrar para diferentes fines y con esto ir creando un compromiso respaldado en el afecto.
Es muy importante conocer a la pareja, darnos cuenta qué le gusta, qué le motiva y sobre todo su forma de pensar, para ser más prácticos a la hora de dar ideas en pro de manifestarle la importancia de contar con nosotros y por ende demostrarle que va a ser parte de nuestra vida.
Hay personas que reclaman palabras porque afirman que la pareja poco les dice un “te amo”, “te necesito”, “te quiero”. Pero, ¿cómo decirles que se fijen en otros detalles, comportamientos de la pareja, actitudes con ellas, que también dicen lo mismo desde el campo de la afectividad?
Estamos en un mundo que nos dice que llegamos a conocer verdaderamente el amor cuando aprendemos a creer que una persona imperfecta es totalmente perfecta.
El amor es precisamente ver que la felicidad de la persona es condición imprescindible para la propia felicidad. Entonces lo importante es darnos cuenta que el amor se demuestra, no importa cómo. Si siento algo por alguien y siento que amo, lo digo incluso con la mirada, pues los ojos tienen un lenguaje especial, lo mismo los abrazos, la sonrisa que trae su propia magia y los pequeños detalles son inmensas muestras de amor.
¿Qué pasa cuando nos olvidamos de decir te amo a la pareja, de demostrárselo, de manifestárselo?
Simplemente cuando el amor no se demuestra se apaga la ilusión y a veces nos damos cuenta tarde de mostrar el interés. Eso hace que súbitamente perdamos el tiquete al corazón de la persona que amamos. Seguro se acabará esa alegría por el otro.
Muchas veces centramos nuestra vida en cosas banales, y nos preocupamos por cosas insignificantes, sobre todo porque vivimos en un mundo que nos ha planteado la idea de que las personas deben ser lo uno y lo otro. Esto al final no nos deja espacio para reflexionar qué es lo que verdaderamente tenemos al lado y mientras logramos entender que cada persona es distinta y que eso es lo más bello de la vida, corremos el riesgo de equivocarnos y sufrir por amor.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.