El Pequeño Comandante

¿Necesitas un plan de contenidos para tu página de Facebook? Contacta conmigo en Messenger para comenzar YA a mejorar tus resultados.

El Pequeño Comandante

«En un pueblo perdido en el desierto de Atacama, el protagonista de este
relato se propone escribir sus aventuras arrimado a la copa de un nogal.
Allí ha construido un sillón de comando, desde donde observa no solo a
los vecinos que se esconden en sus casas cuando cae la noche y el aire
huele a pólvora, sino también acontecimientos teñidos por la historia
política de su país que intuye, pero que no acaba de comprender.
Junto con su amigo Jim, con el cual vive hazañas infantiles, Benito
soñará con los piratas rebeldes que se enfrentarán algún día a los
soldados que, «sin sus metralletas, son unas gallinas».

«En un pueblo perdido en el desierto de Atacama, el protagonista de este
relato se propone escribir sus aventuras arrimado a la copa de un nogal.
Allí ha construido un sillón de comando, desde donde observa no solo a
los vecinos que se esconden en sus casas cuando cae la noche y el aire
huele a pólvora, sino también acontecimientos teñidos por la historia
política de su país que intuye, pero que no acaba de comprender.
Junto con su amigo Jim, con el cual vive hazañas infantiles, Benito
soñará con los piratas rebeldes que se enfrentarán algún día a los
soldados que, «sin sus metralletas, son unas gallinas».

Los 10 piropos más castizos para San Isidro

Los 10 piropos más castizos para San Isidro

El piropo, esa costumbre madrileña que se dispara con el buen tiempo. La primavera no solo la sangre altera, sino que despierta la creatividad para decirle a una moza o mozo lo bellos que son. Los hay sutiles, románticos y obscenos, pero está claro que forman parte de nuestra cultura.

¿Sabíais que el piropo se prohibió en 1928? Fue para conseguir el “desarraigo de costumbres obscenas” y estaba penado o con una sanción económica o incluso la cárcel. Hoy día también es motivo de ciertos debates, pero no estamos aquí para tratar ese asunto, sino para enseñaros cómo piropear este San Isidro como un buen castizo ¿Se me pasa alguno?

1.¡Olé la gracia! Este es un cuerpo bien organizado y no el de correos

(Este no se ha pasado por mi universidad)

2.Señorita, si su belleza pagara impuestos sus padres estarían más que arruinados

(Dirás que la señorita estaría arruinada)

3.¡Vaya jamona! ¡Con lo que me gusta a mí el tocino de cielo!

(¿Y qué tiene que ver una cosa con la otra? Ah…vale)

piropos castizos 1

4.Señorita, al andar derrama usted tanta sal que los que vamos detrás nos volvemos mojama

(Mirad qué salao es este)

5.Eres lo mejor que he visto ¿Por qué no pasas tres veces?

(Menudo mareo ¿No?)

6.Si fueras barco barco pirata te comería el tesoro que tienes entre las patas

(Alguno bruto tenía que caer)

7.Quien fuese tenedor pa` pinchar tu patata

Isobel

Veo tu mensaje y subo la apuesta: Cuando esos apelativos vienen de un/a cliente/a, y te lo tienes que comer con patatas y encima reirle la gracia, cuando lo que te apetece es mandarle/a a la mierda. De hecho la anécdota de la OP con la señora del banco me ha recordado a las miles de veces que les he tenido que reír la gracia a los comentarios de mi físico a mis clientes, y estoy segura que muchos de ellos sino todos los contarán «Pues a Aloha, la que trabaja en tal sitio, le dije que pelazo/que ojazos y le encantó y nos reímos juntas». Vamos a ver, señoras y señores clientes: La cajera, la dependienta, la peluquera y la camarera NO encuentran súper graciosos y originales vuestros «piropos». Los consideran el peaje que tienen que pagar en sus puestos de trabajo para que no las despidan.

Por cierto, no soy joven (según el INE, según yo sí lo soy) no estoy soltera ni tampoco amargada, de hecho soy madre de familia, no meo en la calle a pesar que durante el último embarazo esto me supuso llevar siempre Tena Lady y entrar a pedir café a más bares de los que puedo contar, y me encanta un buen piropo de Mr. Aloha, de mi amiga, de mi vecina, de mi compañero de trabajo, o incluso de un tío random que intenta ligar, le digo que no gracias, se disculpa y se pira. En cambio, un piropo de un/a jefe o jefa, un/a cliente o clienta, o alguien que me está pasando por al lado en la calle, no solo no me gusta, lo considero acoso y creo que cualquier reacción por mi parte a ello es legítima defensa.

Lo de justificar determinados comportamientos por tener una edad para mí es algo que no cuela. Decir eso de que como yo soy «viejuna», me educaron así o similares, es una excusa barata. En este caso lo cuenta una señora que ha nacido en 1975, fue niña en los ochenta, alcanzó la mayoría de edad en los 90, vamos igual que si hubiese nacido en el pleistoceno, pero igual, igual.

Algunos piropos variados que lanzan los españoles

Este es un compendio de piropos españoles que van desde muy cultos, románticos, cursis, subidos de tono, vulgares, originales, cortos, bonitos y graciosos.

Tratando de no caer en lo grotesco, lo importante es usar metáforas ingeniosas y palabras bonitas, porque si pronuncias algunas palabras subiditas de tono hasta podría traerte problemas. Mejor es pasar por cortés o por gracioso. Paseate por este listado y aprende un poco para que amplíes tu repertorio al momento de halagar las más guapas:

  • Tal vez mi casa no es un palacio, no importa, igual me gustaría que fueses mi princesa.
  • Por tí sería capaz de cruzar el estrecho de Gibraltar en el bigote de una gamba.
  • Si Colón te viese diría: “¡Santa María, qué Pinta tiene esa Niña!”.
  • Por ese cuerpo subiría al cielo en bicicleta y bajaría sin frenos.
  • Quien fuese tenedor para pinchar tu patata.
  • Eres lo mejor que he visto: ¿por qué no pasas tres veces?
  • Si despierto te pienso, y dormido estás en mis sueños: ¡eres una invasora de mentes!
  • No sé si eres sueño o realidad, y si estoy soñando no quiero despertarme.
  • Ya quisiera ser avión y que tú seas mi aeropuerto, para aterrizar todos los días en tu hermoso cuerpo.
  • Quisiera ser tablero de ajedrez para tener una reina tan bella como tú.
  • No necesito que seas perfecta, me encantan tus defectos.
  • Seguro que has nacido de noche, lo sé porque las estrellas brillan solo cuando se va el sol.
  • Tus besos saben a primavera.
  • Cada vez la noche extiende su manto y el cielo se tiñe de azul; ningún lucero hay que brille como ese par de ojos que te gastas tú.

También te puede interesar:

Badoo: conocer, chatear y ligar con gente nueva Los sitios de citas como Badoo,…

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.