|

Erradicando a la machista: Me gustan los piropos

Una posibilidad que nos planteamos fue que la relación entre la auto-cosificación rasgo y las reacciones emocionales estuviera mediada por la evaluación del piropo. Por ejemplo, las personas altas en vigilancia corporal podrían reaccionar con menos ira porque conciben el piropo más positivamente. Los resultados del análisis mediacional que aparece en la Figura 1 mostraron que la evaluación del piropo mediaba la relación entre la vigilancia corporal y la expresión emocional de ira.

Piropos

Cuando el movimiento feminista puso sobre la mesa la discusión en torno el acoso callejero y especialmente los piropos, debo reconocer que mi primera reacción fue pensar que se trataba de una exageración. Me gusta que me digan piropos en la calle. Siempre he adorado a los maestros de la construcción con sus gracias y por tanto encontré una estupidez esta idea de que somos víctimas de todo. Además, creo que son gestos de galantería muy propios de nuestra cultura, e incluso una manera de legitimar nuestra belleza como mujeres. No había nada mejor para el ego que pasar por una calle y que un hombre me hiciera un comentario simpático respecto de mi belleza.

Sin embargo, hace poco, mi hija de 26 años, que es feminista, me contó que una de sus compañeras sufrió un agarrón por parte de un desconocido en la calle y eso dio pie para que habláramos respecto del acoso callejero y los piropos. Ella me explicó que es una forma de violencia contra las mujeres que está tan normalizada, que cuando alguien alza la voz expresando su rechazo, suele pasar que la tildan de exagerada. Que es justamente lo que yo estaba haciendo.

Pero me sugirió profundizar más en el tema. Porque efectivamente que alguien te diga algo lindo no podría definirse como un acto de violencia, el problema de los piropos se relaciona con el derecho que sienten los hombres de opinar del cuerpo de una mujer sin que ella se lo pida. Esto –me decía mi hija– es una manifestación de la cosificación a la que somos sujetas las mujeres, fomentando que se nos vea como objetos de placer del hombre, lo que perpetúa los roles de género poco equitativos y abre el camino a la violencia.

Y creo que tiene toda la razón. El piropo, a pesar de tener su lado divertido, nunca deja de ser acoso ni agresión para quien lo recibe. Primero, porque es un acto unilateral, ya que el hombre aborda a la mujer con comentarios sobre su aspecto físico o frases de índole sexual y muchas veces pasa que si las rechazamos nos arriesgamos a reacciones agresivas. Y claro, ahora que soy una mujer adulta me olvido un poco de esas experiencias, pero sí recuerdo cuando era niña o una lola, muchas veces me sentí incómoda con algo que me gritaron o con alguna mirada muy penetrante.

Estas mujeres de negro quieren evitar el acoso callejero

relación tóxica

(CNN Español) – Agresivos, obscenos, irrespetuosos, abusivos e intimidantes: así se pueden describir muchos de los piropos que las mujeres oyen en la calle cuando van caminando. Una práctica común en los países latinoamericanos, pero que no deja de ser incómoda para quien la recibe e incluso se considera acoso callejero. Para hacerle frente a esta situación, en Timbío (Cauca), un pueblo de Colombia, decidieron decirle ‘no más’ a los piropos “soeces” y “groseros”, según explicó a CNN en Español su propio alcalde, Libardo Vásquez. Y con decreto de por medio.

“Se tomó la determinación de prohibir los piropos soeces, groseros, los que ofenden a las damas. Obviamente, la otra clase de piropos galantes no tienen nada que ver con la decisión”, añadió el mandatario. El decreto, que fue firmado el pasado 25 de noviembre durante el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, busca ser más pedagógico y de prevención que sancionatorio.

En seis lugares del municipio de Timbío se ubicaron señales que invitan a reflexionar sobre los piropos subidos de tono. “Un galán no acosa a las mujeres en la calle, sino que hace de Timbío un espacio seguro para ellas”, se lee en uno de los letreros. “Hemos colocado los mensajes en los sitios estratégicos donde las mujeres nos dijeron que se sentían más acosadas, como una especie de señalización, para concientizar a los hombres de que cuando vayan a tirarle un piropo a una dama sea de una manera agradable y no ofensiva”, señaló el alcalde.

Así, el decreto dispone acciones para “reflexionar acerca de la aceptación y repetición del lenguaje cotidiano que reproduce la desigualdad y de ciertas prácticas que por repetidas, han normalizado y trivializado las violencias contra las mujeres, presentándolas como galantería, humor o derecho de los hombres”. Por eso, prosigue el documento, se dispone implementar el uso de un lenguaje “ de equidad y respeto hacia todas las mujeres y niñas del municipio”.

😍 Piropos para enamorar a una mujer

  • Tus besos dulces han aprendido de las fresas a ser irresistibles.
  • Si pudieses verte con mis ojos, descubrirías que eres más bonita que el sol que ilumina tu ventana.
  • Cada bocanada de aire tuya da vida a mi maltrecho corazón. Cada mirada tuya hace iluminarse mi sonrisa.
  • Si esta noche llego a tus pensamientos, mira el firmamento y consúltales a las estrellas donde estoy, no andaré muy lejos.
  • Tus besos saben a primavera.
  • He aprendido a amar de ti aquello que no se ve, lo que una simple mirada de un desconocido no puede detectar. Si hubiese sido ciego, te amaría igual.
  • Sin tus buenos días, mi día se nubla, son ellos, se convierte en una mañana primaveral llena de sonrisas y alegría.
  • Tú lo eres todo para mí, ocupas mis pensamientos durante todo el día. Aunque nuestras vidas se separen, yo no te olvidaré nunca.
  • Gracias a ti estoy todavía en este mudo, gracias a ti tengo todavía ganas de vivir, gracias a ti puedo gritar a los cuatro vientos ¡Viva la vida!
  • Después de todo, ya no necesito que salga sol para ser feliz, porque el sol, ahora, está siempre conmigo.
  • Observo la lluvia caer, parece que no escampará nunca, yo pienso aún en ti, aunque tú no lo sepas, es magnifico observarte, pareces un vergel primaveral, y desde allí se reaviva mi sonrisa.
  • El sol, el mar, tu corazón y tus latidos, la combinación perfecta para un día cualquiera.
  • Todas las estrellas que aparecerá en el cielo iluminarán tu belleza, el sol nos revelará tus ojos y tu mirada, y nuestro amor se revelará transparente.
  • No existe riqueza en el mundo que se pueda paragonar a una mirada tuya, especialmente cuando es furtiva e inesperada.
  • Cada día que me levanto, intento pensar que será un día mejor que el anterior, que conseguirá verte, besarte y disfrutar de tu dulce compañía.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.