Ictionimia andaluza: Nombres de vernáculos de especies pesqueras del Mar de Andalucía

Si tu panadería no tiene nada de francesa, puedes probar con otros idiomas que representen mejor su “esencia”. Por ejemplo, el inglés.

Ictionimia andaluza : Nombres de vernáculos de especies pesqueras del «Mar de Andalucía»

Nadie con una mínima capacidad de asombro puede sustraerse a la admiración que causa la enorme variedad de formas, colores, tamaños y comportamientos de los animales marinos. Y es que el mar y los seres que lo habitan, sorprendentemente distintos de los terrestres, constituyen un mundo fascinante a la vez que, para la mayoría de las personas, desconocido y aun misterioso. De hecho, son pocas las que son capaces de reconocer especies que no sean las que están habituadas a ver (y que aprecian por razones gastronómicas), pues el conocimiento en profundidad de esta materia generalmente está restringido a dos grupos de expertos: por una parte, los biólogos, y, por otra, los profesionales que capturan y comercializan los productos que les ofrece el mar, principalmente los pescadores. En ambos colectivos desempeña un papel central la terminología que permite identificar, diferenciar y clasificar las especies, la terminología que hace posible la comunicación entre los miembros que integran la comunidad profesional.

El ingente volumen de información acopiado, el rigor metodológico y la profundidad del análisis que caracterizan la obra son fiel reflejo de la competencia científica de sus autores: Alberto Arias, biólogo con una extensa experiencia como experto en cuestiones ictológicas vinculado al Instituto de Ciencias Marinas de Andalucía del Consejo Superior de Investigaciones Científicas, y Mercedes de la Torre, profesora de la Universidad Pablo de Olavide y lingüista especializada en Lexicología y Dialectología Hispánicas. Pero todo este saber desplegado es más que la simple suma de los conocimientos de cada uno de los dos coautores: es sobre todo el resultado de la eficaz conjugación de las dos perspectivas complementarias —la del lingüista y la del biólogo marino— que deben unirse para esclarecer de forma global un objeto de estudio tan polifacético como la ictionimia popular.

Mascarillas y mascaradas

La máscara nunca miente

Decimos: dar la cara , enrostrar o echar en cara , a cara descubierta , ¡menuda cara! —o ¡qué rostro! , según los elegantes traductores de Manhattan , de Woody Allen—, ir de cara , estar con cara de palo (o cara larga, o de circunstancias). La creencia en que la cara es el espejo del alma explicaría por qué determinadas culturas huyen de las cámaras fotográficas como si fuesen los ojos del diablo. Los orientales tienen como norma de urbanidad en discusiones detenerse en el punto que permita al adversario salvar la cara.

Perder la cara significa pasar vergüenza, pero durante la pandemia y el confinamiento adquirió un significado nuevo tanto al cubrirla con la mascarilla como porque al encerrarnos perdimos la que nos dibujan las rutinas y el trato con extraños. Hemos tenido que improvisar códigos para suplir la elocuencia de nuestros músculos faciales (¡ah!, el rictus de ironía, de desprecio, el chasquido de labios para indicar que eso te importa un higo, y todo lo que pueden hacer algunos con la nariz además de respirar sin temer el apocalipsis vírico).

De enmascarado a enmascarado descubrimos en las miradas que cruzamos —sonreír hasta orientalizarnos es otro efecto secundario del covid— que nuestra identidad se revela en nuestros movimientos — el cuerpo hablante lo llama en idioma lacaniano Éric Laurent en El reverso de la biopolítica— , lo cual, si no refuta, por lo menos acota ese tópico de la cara como continente del alma.

Linn Ullmann, hija de Ingmar Bergman y de la actriz Liv Ullmann, recuerda en su último libro, Los inquietos , que «cuando mamá y papá eran novios en los sesenta, la cara de mamá estaba tan desnuda que apenas era una cara. Se deshacía sin parar y volvía a componerse. Se ha escrito mucho sobre la cara de mamá, sus ojos, sus labios, su pelo, su vulnerabilidad desgarradora y cómo las mejores actrices canalizan todos los sentimientos hacia la parte interior y alrededor de la boca».

La reina del albur tepiteño te espera con este taller de albures

Para difundir el valor histórico y cultural de los barrios populares de nuestra ciudad, la delegación Cuauhtémoc organiza este taller donde la picardía mexicana es el centro de todo y el asistente tendrá que estar a las vivas para pescar todas y cada una de las palabras e instrucciones que se impartirán y que así ya no lo agarren de bajada.

Lourdes Ruiz, la reina del albur, será la principal ponente de este curso donde, en compañía con Rusbel Navarro Alcázar, alburólogo de la CDMX, evocarán todo su esfuerzo para desarrollar la destreza mental de los asistentes para que su lenguaje sea florido, coloquial y sumamente divertido sin caer en la vulgaridad.

Este taller, que se realiza con la finalidad de difundir la cultura verbal de nuestra ciudad, se llevará en el edificio delegacional de forma gratuita, del 17 al 19 de mayo. Para registrarte debes enviar un correo a comunicacionsocialcuauhtemoc@gmail.com con tu nombre completo, dirección y teléfono. El curso no tiene ningún costo y promete ser una experiencia verbal inolvidable.

Archive

Expongo ante ustedes apreciables lectores. Una de tantas alertas identificadas como Fraudes en su diversidad de modalidad; en este caso.

¡Un gusto saludarlos mis afectivos/as; Sauristas! ¡Gracias por su estancia. Bienvenidos/as; un Abrazo! Agradecemos a quienes nos v.

. ¡Gracias por acompañarnos en una entrega más; Agradecemos su grata estancia! / Emisión efectuada; Martes 21 Mayo 2019. – ¡T.

Debemos un Tributo al Buen Mano / Leobardo Barraza; ¡un afectuoso saludo y gracias por apoyar como lector y amigo., lo que proponemos! A.

¡Y pensar; que alguna vez tuve entre mis manos; y aprecie esta Reliquia; me queda la dicha que se la llevo un Gran Amigo; que lamentablemen.

¡Como lo acordamos; breve especial sobre – La Caja Dibbuk; el origen del mal. Esperamos solventar su entretenimiento apreciable Lector; qu.

¡Un abrazo Sauristas… Recomendamos un Grandioso Blog; inspirado por la Gran Maestre Sanae M. Hinojosa T. sanaemex.wordpr.

En un parque de atracciones de Dinamarca existe una atracción llamada ‘ Sky Tower ‘, consiste en una caída libre desde 30 metros sin suje.

¡Gracias por acompañarnos en una entrega más; Agradecemos su grata estancia ! – El Cine. Ese invento del Demonio – Antonio.

Nombres para panaderías: cómo crear tu nombre mediante 7 Métodos Mágicos y 51 ejemplos de nombres exitosos para panaderías.

Método Mágico 1: crea el nombre de tu panadería… con 1 solo ingrediente

nombres para panaderias

Elige un único “ingrediente” que sea clave en tu panadería.

Puede ser realmente un ingrediente de tu pan. O un único elemento que forme parte del proceso y evoque el origen natural de tu pan (¡si tu pan tiene un origen natural y no alienígena!). O transmita algo positivo y honesto sobre tu panadería.

Designar “el todo por la parte” es un bonito recurso lingüístico que se llama “metonimia”. Les funciona muy bien a los poetas… y también a los creadores de nombres para panaderías, casualmente.

Es muy fácil. Deja que te lo explique con unos ejemplos y tips:

Levadura Madre (http://www.levaduramadre.es/) es una franquicia de panadería que apuesta por el uso de materias primas ecológicas y el empleo de, cómo no, levadura madre.

Designar a tu marca con tu “ingrediente secreto” es algo que muchas marcas de éxito hacen, incluso de otros sectores. ¿Conoces el exitoso champú Pantene? Se llama así porque contiene Pantenol, una molécula milagrosa para el cabello.

Un nombre así te hace destacar entre tu competencia. Porque comunicas que utilizas ese ingrediente que los otros no utilizan… o que sí utilizan pero su público no lo sabe.

Pero debes ser original eligiendo tu “ingrediente secreto”. Existen otras panaderías que se llaman Masa Madre o incluso la famosa panadería neoyorquina Levain (https://www.levainbakery.com/) (que quiere decir “levadura”).

Muchas veces elegir un único ingrediente como nombre evoca simplemente sencillez. Una manera artesanal de hacer las cosas.

Miles de personas sitian la sede del PP en Génova 13: «¡Ayuso a La Moncloa! ¡Casado dimisión!»

Guerra Gobierno y COPE por el audio de Herrera a Sánchez: “eres un chantajista indecente”

Estaban enfervorizados y han sido muchos. Unos 3.000 según las fuentes más neutrales y 10.000 según ellos mismos.

Esa multitud, convocada en redes sociales con el hashtag #YoconAyuso, se han concentrado este domingo 20 de febrero de 2022 en la calle Génova de Madrid, ante la sede nacional del Partido Popular para mostrar su apoyo a la presidenta de la Comunidad de Madrid y su rechazo, casi feroz a Pablo Casado, Teodoro García Egea y la actual dirección nacional del PP.

Los manifestantes, que han colapsado la calle, cortando el tráfico hasta la plaza de Colón, han coreado lemas como «¡Ayuso a La Moncloa!» o «¡Ayuso presidenta!» y han pedido la dimisión de Casado y García Egea, a quienes han calificado de ‘cobardes’ y o ‘traidores’ y hasta han insultado en algún cartel tildándoles de ‘peleles’.

«¡Sánchez, tiembla; Ayuso, presidenta!», ha sido otro de los cánticos, más repetidos durante la concentración

La manifestación de este domingo ha sido, por el momento, la más multitudinaria y organizada de todas las que se han producido, desde que estalló a plena luz la feroz guerra entre la presidenta de la Comunidad de Madrid y la dirección nacional de su partido.

La concentración se ha producido después de que, este sábado, Casado echará un paso atrás y la dirección nacional del PP anunciara que iba a cerrar el expediente informativo abierto a la presidenta Ayuso, alegando que había aportado toda la información que le requerías sobre los negocios de su hermano, al albur de los millonarios contratos de mascarillas y otro material médico en los momentos de mayor emergencia durante la pandemia.

Así se lo trasladó personalmente Casado a Ayuso en la reunión que ambos mantuvieran en la sede nacional del partido, el viernes.

Su majestad el albur

Si usted odia los albures, adquiera este libro para ver si mejora. Si le gustan, cómprelo igualmente. Si supone que es un libro pelado, déjelo. En todo caso, forme usted parte de las mayorías que se divierten jugando con las palabras sin hacerse daño, y trate de sumarse a las legiones que luchan por borrarle seriedad a la vida. El buen juego alburero puede ser pícaro y altisonante, pero no lépero. Sergio Corona sostiene con razón que la vulgaridad estriba en explicarlo. Sin quebrantar el albedrío de cada lector, es recomendable no saltarse párrafos ni capítulos, porque se puede perder el objetivo de la obra, que es la vindicación del albur como muestra mexicana de ingenio y cultura. Para ello se le ubica en un contexto que incluye arte, historia y filosofía. Ingredientes que forman parte del ser humano y sus modos de expresión.

Fernando Díez de Urdanivia nació en la Ciudad de México en 1932. Hizo la licenciatura en periodismo en la que es hoy Escuela Carlos Septién García. Estudió Música en la Academia Palestrina. Colaboró en los diarios metropolitanos Excélsior (cultura), Novedades (cultura), El Heraldo de México (editorialista), El Día (cultura) y El Universal (cultura y crítica musical). Dirigió durante 15 años el suplemento mensual La Música en México de El Día. Colaboró 14 años en la revista especializada Audiomúsica. Dio clases en la Universidad Motolinía, la Universidad de California y fundó el Centro de Estudios Periodísticos. Su libro Dichas y dichos de la Gastronomía insólita Mexicana ganó el Premio Mundial Gourmand como el mejor de Latinoamérica en 2003. Fue presidente de la Unión Mexicana de Cronistas de Teatro y Música durante ocho años y funcionario del Seminario de Cultura Mexicana durante seis. Fue redactor en la editorial de libros de Milenio. Fue directivo del Club de Periodistas de México y colaborador en su publicación Voces del Periodista. Murió el 24 de febrero de 2020 en Cuernavaca, Morelos.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.