Jennifer Lawrence tuvo su primer bebé, según informes: Aquí están sus puntos de vista sobre la maternidad

-Bueno, no nos lamentemos. Ahora, frente a frente, te digo, como en el juego: basta para mí, porque estoy convencida de que hay un plan que hace que todo encaje perfecto, pone cada pieza en su lugar. El plan hay que aceptarlo porque sí, por fe, porque está todo fijado así. Si no se dio que estuviéramos juntos era porque así debía ser. Ahora estoy convencida de que es así y no sólo en nuestra historia, es válido para la vida. O puedo usar una metáfora más literaria: el libro ya está escrito y ya se desplegaron varios capítulos.

Relacionados

“Es tan extraño que una chica de 22 años lo diga”, explicó en 2012. “Siento que la razón por la que me pusieron en esta Tierra es para ser madre, por eso es divertido para mí terminar con una carrera tan abrumadora”.

Sin embargo, a medida que su carrera continuaba, los intereses de la estrella de The Hunger Games en tener un hijo no eran tan fuertes. Durante una entrevista con E! News en 2017, le preguntaron a Lawrence si sentía las ansias por ser madre a medida que envejecía.

“En absoluto”, respondió en ese momento. “En realidad, cada vez son menos a medida que envejezco, lo que empieza a preocuparme. ¡No creo que así es como se supone que funcione!”.

“Cuando tenía 21 o 22 años, pensaba: ‘No puedo esperar para ser madre’”, explicó. Luego mostró una cara de asombro en su rostro para expresar cómo se sentía ahora, a la edad de 27 años, acerca de la idea.

Pero claramente, los pensamientos de Lawrence sobre el tema cambiaron una vez más.

En declaraciones a Vanity Fair en noviembre pasado, Lawrence señaló que, si bien está emocionada y agradecida por este próximo capítulo de su vida, quiere mantener a su familia fuera de los reflectores.

La lucha contra el mito del amor romántico, «una necesidad»

P.- La lucha contra la dependencia emocional y el amor romántico es un acto feminista. ¿Cuándo y por qué empieza a dedicarse profesionalmente a ello?

R.- Yo creo que desde que empecé a aprender sobre feminismo en la adolescencia. Al principio fue complicado, porque como profesional tenía que construirme primero y hay cosas que hacía que eran machistas, porque hemos crecido en una sociedad machista y son cosas que hemos aprendido inconscientemente.

El primer paso fue ese, deconstruirme y empezar a crear conciencia acerca de esas cosas, de esas ideas, de esos pensamientos que tenía. Después vi que, a nivel social, era una necesidad hablar de ello, y por eso empecé a hacerlo en redes sociales. Ahora creo que ha llegado el momento de plasmarlo en un libro.

P.- Usted, además, defiende la perspectiva de género en la terapia.

R.- Sí, para mí es fundamental. Es importante entender que hay que tener perspectiva de género en todo, porque al final hay cosas que hay que trabajar y que se basan en esa deconstrucción de los ideales patriarcales.

La Inteligencia Artificial y la memoria obligatoria

La inteligencia artificial se encuentra todavía en fases de desarrollo y las aplicaciones a nivel de usuario se reducen a identificar una planta con una foto o saber qué canción está sonando, pero todavía no es capaz de tener en cuenta los acontecimientos personales de nuestras vidas ni las emociones humanas. “La memoria humana es selectiva y dinámica, en cambio la inteligencia artificial te condena a la memoria obligatoria”, afirma Liliana. “Estos episodios alteran las fases psicológicas del duelo: la negación inicial, el enfado, la negociación y la aceptación son etapas que se ven afectadas cuando nos exponen estos recuerdos y no estamos preparados para recuperar esa memoria”

Por algún motivo las grandes tecnológicas saben personalizar tus anuncios y ofrecerte pienso de gato porque has estado hablando bastante de ello últimamente, pero no escuchan ni entienden la información que a tu ruptura se refiere. Tampoco sería descabellado pensar que, probablemente, Instagram si que sepa que estás atravesando una ruptura al analizar el cambio radical de comportamiento con otro usuario que antes era tu principal fuente de interacción y te siga exponiendo el contenido que sube al ser lo que más potencial tiene para engancharte a la aplicación. Pero lo curioso es pensar cómo las empresas de redes sociales y telefonía, a pesar del inmenso almacenamiento de nuestros datos personales, no tienen en cuenta nuestro estado emocional ni el impacto de las imágenes y los recuerdos en procesos de duelo. De esta forma Instagram te recuerda con alegría que hace un año estabas con tu perro en el veterinario, pero no sabe que le llevaste allí para sacrificarlo porque padecía una enfermedad terminal.

Gillian Brockell, editora de vídeo del Washington Post, sufrió un aborto involuntario en 2018. Desde ese momento, los algoritmos que personalizaban sus anuncios no cambiaron y siguieron mostrándole productos para mujeres embarazadas. Al pasar por el amargo proceso de desactivar manualmente esos anuncios clickando en “No quiero ver este anuncio” y contestando al “¿Por qué?” con la opción “No es relevante para mí”, el algoritmo entendió que Gillian ya había dado a luz, asumiendo un final feliz para dar paso a anuncios de sujetadores para amamantar y consejos para dormir a su bebé. Gillian suplicaba así en una carta pública dirigida a Facebook y Google que tuvieran en cuenta estos casos: «Por favor, empresas de tecnología, os lo imploro, si sois lo suficientemente inteligentes como para daros cuenta de que estoy embarazada o de que he dado a luz, entonces seguramente sois también lo bastante inteligentes como para daros cuenta de que mi bebé murió, y mostrarme así publicidad en consecuencia, o tal vez, sólo tal vez, no mostrar ninguna».

Falsas promesas

No es la primera vez que te dice que va a cambiar y que sus acciones no concuerdan con sus palabras. Las falsas promesas cansan y desgastan, así que no pierdas tu valioso tiempo con alguien que no sabe lo que quiere, debes tomar una decisión.

Si aún con estas señales sigues teniendo dudas sobre tu decisión, hazte estas preguntas: ¿Qué pierdo o qué gano quedándome?, ¿Merece otra oportunidad esta relación?, ¿Se pueden solucionar los problemas?, estas son algunas que te ayudarán a definir mejor tus pensamientos.

Señales que debes considerar para terminar tu relación de pareja . Foto: pexels

Espero que después de leer cada uno de estos puntos, consideres terminar si estás viviendo una situación así, a veces querer demasiado a una persona, no es suficiente. Una relación de pareja implica compromiso, comunicación, fidelidad y responsabilidad afectiva.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.