La Lengua en el Libro de Proverbios

Mejor son dos que uno, pues reciben mejor paga por su trabajo. Porque si caen, el uno levantará a su compañero; pero ¡ay del que está solo! Cuando caiga no habrá otro que lo levante. También, si dos duermen juntos se calientan mutuamente, pero ¿cómo se calentará uno solo?

Introducción

La muerte y la vida están en poder de la lengua, Y el que la ama comerá de sus frutos.

No cabe duda que los creyentes nos destacamos en contar en nuestros testimonios personales nuestros éxitos. Dichos testimonios están llenos de vívidas descripciones de como por medio de la gracia del Señor estamos ganando batallas a la infidelidad conyugal, a la borrachera, a la dependencia de las drogas, a la fornicación, a la ira, al orgullo, etc.

Sin embargo, descuidamos un aspecto muy importante, nuestra lengua. (Nunca he escuchado una batalla ganada por un creyente al chisme o a la mentira compulsiva) Ya sea de manera voluntaria e involuntaria pasamos por alto las advertencias y las bendiciones del uso adecuado o inadecuado de la lengua. Es por eso que cuando las cosas van mal, olvidamos las consecuencias de una lengua iracunda, o cuando pasamos por una situación comprometedora, olvidamos las advertencias de La Palabra de Dios acerca de la lengua mentirosa; a veces también, cuando tendemos a hablar sobre los problemas de tal o cual hermano, no percibimos la delgada línea que hay entre la verdadera preocupación o la calumnia mal intencionada y nuestra lengua nos impulsa a cruzar descuidadamente esa línea.

Y es que la usamos de una manera tan negligente e inconsciente que incluso olvidamos muchas veces pedir perdón por nuestros pecados de lengua. Se nos olvida que delante de Dios es tan importante lo que se dice como la forma de decirlo, ya que ambas representan lo que el corazón tiene guardado en ese momento.

El Libro de Proverbios contiene ricos dichos acerca del uso correcto de la lengua y alaba a la persona que usa sabia y prudentemente tan indomable miembro, al mismo tiempo que tiene fuertes advertencias para los imprudentes y necios que hacen de la lengua un arma filosa que puede herir y lastimar a las personas más cercanas y queridas por nosotros.

Capítulo 2

2:1 Hijo mío, si recibieres mis palabras,
Y mis mandamientos guardares dentro de ti,
2:2 Haciendo estar atento tu oído a la sabiduría;
Si inclinares tu corazón a la prudencia,
2:3 Si clamares a la inteligencia,
Y a la prudencia dieres tu voz;
2:4 Si como a la plata la buscares,
Y la escudriñares como a tesoros,
2:5 Entonces entenderás el temor de Jehová,
Y hallarás el conocimiento de Dios.
2:6 Porque Jehová da la sabiduría,
Y de su boca viene el conocimiento y la inteligencia.
2:7 El provee de sana sabiduría a los rectos;
Es escudo a los que caminan rectamente.
2:8 Es el que guarda las veredas del juicio,
Y preserva el camino de sus santos.
2:9 Entonces entenderás justicia, juicio
Y equidad, y todo buen camino.
2:10 Cuando la sabiduría entrare en tu corazón,
Y la ciencia fuere grata a tu alma,
2:11 La discreción te guardará;
Te preservará la inteligencia,
2:12 Para librarte del mal camino,
De los hombres que hablan perversidades,
2:13 Que dejan los caminos derechos,
Para andar por sendas tenebrosas;
2:14 Que se alegran haciendo el mal,
Que se huelgan en las perversidades del vicio;
2:15 Cuyas veredas son torcidas,
Y torcidos sus caminos.
2:16 Serás librado de la mujer extraña,
De la ajena que halaga con sus palabras,
2:17 La cual abandona al compañero de su juventud,
Y se olvida del pacto de su Dios.
2:18 Por lo cual su casa está inclinada a la muerte,
Y sus veredas hacia los muertos;
2:19 Todos los que a ella se lleguen, no volverán,
Ni seguirán otra vez los senderos de la vida.
2:20 Así andarás por el camino de los buenos,
Y seguirás las veredas de los justos;
2:21 Porque los rectos habitarán la tierra,
Y los perfectos permanecerán en ella,
2:22 Mas los impíos serán cortados de la tierra,
Y los prevaricadores serán de ella desarraigados.

Proverbios

Este resumen del libro de Proverbios proporciona información acerca del título, los autores, fecha de escritura, cronología, temas, teología, ideas generales, una breve perspectiva y los capítulos del libro de Proverbios.

Autores

Aunque el libro comienza con un título que atribuye Proverbios a Salomón, queda claro en los próximos capítulos que él no fue el único autor del libro. Proverbios 22:17 se refiere a los “dichos de los sabios” y Proverbios 24:33 menciona algunos “dichos de los sabios” adicionales. La presencia de una introducción en 22:17-21 más adelante indica que estas secciones surgen de un círculo de hombres sabios, no del mismo Salomón. El Cap. 30 se le atribuye a Agur hijo de Jaqué y el 31:1-9 al Rey Lemuel, los cuales no se mencionan en ninguna otra parte. Los dichos de Lemuel contienen varias pronunciaciones arameas que pueden apuntar a un trasfondo no israelita.

Sin embargo, la mayor parte del libro está vinculada con Salomón. Los encabezados en 10:1 y 25:1 incluyen su nombre, aunque el 25:1 dice que estos proverbios fueron “copiados por los hombres de Ezequías, rey de Judá”. Esto indica que un grupo de hombres sabios o escribas compilaron estos proverbios como editores y agregaron los capítulos 25-29 a las colecciones más tempranas. La habilidad de Salomón de producir proverbios se especifica en 1 Reyes 4:32, en donde se le atribuyen 3,000 proverbios. Junto con declaraciones sobre su sabiduría no paralela (1 Reyes 4:29-31,34), es muy probable que él fuera la fuente de la mayoría de los proverbios. El libro contiene un prólogo corto (1:1-7) y un epílogo más largo (31:10-31), los cuales pudieron haber sido agregados a los otros materiales. Es posible que los discursos en la sección de apertura amplia (1:8 – 9:18) fueran el trabajo de un compilador o editor, pero las similitudes del cap. 6 en esta sección con otros capítulos (compara 6:1 con 11:15; 17:18; 20:16; 27:13, compara 6:14,19 con 10:12; 15:18; 16:28; 28:25; 29:22; compara 6:19 con 14:5, 25; 19:5) también encajan con un origen Salomónico. El énfasis en el “miedo al Señor” (1:7) a través del libro une los segmentos.

Proverbios de Salomón

Como vinagre a los dientes y humo a los ojos es el perezoso para quienes lo emplean.

El camino del Señor es refugio de los justos y ruina de los malhechores.

El de labios mentirosos disimula su odio, y el que propaga calumnias es un necio.

El de sabio corazón acata las órdenes, pero el necio y rezongón va camino al desastre.

El futuro de los justos es halagüeño; la esperanza de los malvados se desvanece.

El hijo prevenido se abastece en el verano, pero el sinvergüenza duerme en tiempo de cosecha.

El justo se ve coronado de bendiciones, pero la boca del malvado encubre violencia.

El necio se divierte con su mala conducta, pero el sabio se recrea con la sabiduría.

El odio es motivo de disensiones, pero el amor cubre todas las faltas.

El que atiende a la corrección va camino a la vida; el que la rechaza se pierde.

El que es sabio atesora el conocimiento, pero la boca del necio es un peligro inminente.

El que mucho habla, mucho yerra; el que es sabio refrena su lengua.

El salario del justo es la vida; la ganancia del malvado es el pecado.

El Señor no deja sin comer al justo, pero frustra la avidez de los malvados.

El temor del Señor prolonga la vida, pero los años del malvado se acortan.

En los labios del prudente hay sabiduría; en la espalda del falto de juicio, solo garrotazos.

Fuente de vida es la boca del justo, pero la boca del malvado encubre violencia.

La bendición del Señor trae riquezas, y nada se gana con preocuparse.

./ adolescentes

ORAR.- dando gracias por la oportunidad de estar en un espacio como el de la iglesia.

Leer el pasaje bíblico: Proverbios 6: 6 – 11 y comentarlo comenzando con las características de este insecto. Relacionarlo con la lectura.

¿Qué cosas debo hacer y me cuesta? ¿Qué es lo que el Señor me pide que haga y no me animo o me cuesta hacer? ¿Qué cosas sé que debería dejar de hacer, pero lo sigo haciendo? ¿Qué nos plantea la Palabra de Dios? ¿Es fácil de cumplir? ¿Exige Dios algo imposible de realizar? ¿Por qué?

Dar y recibir.

  • Formar dos grupos.
    A los integrantes del primer grupo se les entregan tiras de papel de un color de 10x 15 cm. Y se les pide que escriban alguna cosa que necesitan, sea material o no.
    Al otro grupo se le pide que escriba en un rectángulo del mismo tamaño, pero de otro color, algo que tiene para ofrecer, para compartir, para hacer por los demás.
    Se colocan las cartulinas con un alfiler.
    Dejar un espacio para que puedan caminar por el salón y leer lo que tiene escrito o dibujado sus compañeros.
  • El objetivo es que quien necesita algo se encuentre con alguien que tenga eso mismo o algo parecido para ofrecer. Si se encuentran se ubican juntos en un rincón del salón.
    Puede ocurrir que algunos no encuentren a nadie a quien ofrecer lo que tienen y que otros no encuentren lo que necesitan.
  • Después de un tiempo y cuando ya no es posible formar más parejas, forman una ronda y conversan acerca de lo que sintieron y las dificultades que surgieron.

Recordar que siempre podemos hacer algo por los demás, si estamos atentos a lo que otros necesitan en casa, en la escuela, en la iglesia.
Damos gracias a Dios porque él siempre está atento a nuestras necesidades y le pedimos que nos ayude a estar atentos y dispuestos a dar lo mejor de nosotros a quienes lo necesitan.

“Mis hijas fueron disciplinadas desde el segundo día de nacidas”

“Mis hijas fueron disciplinadas desde que tenían dos días de nacidas. En ese tiempo era con la mano, para no causarles ningún daño. Después de 15 días, era con una paletita de madera como de las que se usan para remover el café, luego con una paleta de palo de las de mover el arroz con leche. Desde los 7 meses con una paleta de cocina y ya después se podía comprar la paleta oficial que proveía un miembro de la iglesia”.

Quien lo narra es padre de dos mujeres de 19 y 20 años, quien estuvo más de dos décadas en G3:16 y conoce al pastor Carlos Chavarría desde que dio los primeros pasos en la vida cristiana.

Este hombre pidió no revelar su nombre porque teme recibir amenazas o que sus hijas sean objeto de burla o crítica por haber sido parte de la iglesia.

Según este feligrés, a los pioneros de la iglesia, como es su caso, se les enseñó una disciplina más estricta, pues estaba basada en estudios bíblicos dados por el fundador del grupo, el estadounidense Emil Aanderud. Él, añadió, fue obediente siempre y en todo, por lo que aplicó las normas tal cual se las enseñaron.

A los niños se les disciplinaba desde los primeros días, incluso desde el vientre, dándoles suaves toquecitos y hablándoles, cuando se ponían inquietos y daban pataditas en el vientre.

“Se decía que si usted le pegaba en otro lugar que no fuera las nalguitas era agresión, pero que Dios había puesto las nalguitas con suficiente carne y sin hueso ni nada para que usted pudiera disciplinar y corregir al niño. Todo se basaba en versículos de la Biblia, que dicen que la necedad está ligada al corazón del muchacho, pero la vara la alejará de él. Era un estudio de unas 30 páginas donde usted terminaba convencido de que a los niños había que corregirlos con disciplina física”, manifestó.

Consejos tomados directamente de las Escrituras

Salmos 138:8: «Tú, Señor, cumplirás en mí tus planes; tu misericordia, Señor, permanece para siempre. Yo soy creación tuya. ¡No me desampares!» (RVC)

Colosenses 3:23: «Cuando hagan cualquier trabajo, háganlo de todo corazón, como si estuvieran trabajando para el Señor y no para los seres humanos.» (PDT)

Filipenses 4:13: «Todo lo puedo en Cristo que me fortalece.» (LBLA)

Proverbios 13:4: «El perezoso desea y no consigue; el que trabaja, prospera.» (DHH)

Proverbios 16:3: «Encomienda tus obras al Señor, Y tus propósitos se afianzarán.» (NBLH)

Jeremías 31:16-17: «Así ha dicho Jehová: Reprime del llanto tu voz, y de las lágrimas tus ojos; porque salario hay para tu trabajo, dice Jehová, y volverán de la tierra del enemigo. Esperanza hay también para tu porvenir, dice Jehová, y los hijos volverán a su propia tierra.» (RVR1960)

Filipenses 2:14-15: «Hagan todo sin quejarse y sin discutir, para que nadie pueda criticarlos. Lleven una vida limpia e inocente como corresponde a hijos de Dios y brillen como luces radiantes en un mundo lleno de gente perversa y corrupta.» (NTV)

1 Tesalonicenses 4:11-12: «…procurar vivir en paz con todos, a ocuparse de sus propias responsabilidades y a trabajar con sus propias manos. Así les he mandado, para que por su modo de vivir se ganen el respeto de los que no son creyentes, y no tengan que depender de nadie.» (NVI)

Efesios 6:7: «Hagan su trabajo de buena gana, como si estuvieran sirviendo al Señory no a los seres humanos.»

Proverbios 12:24: «La persona laboriosa alcanzará el mando, a la perezosa le tocará servir.» (BLPH)

Colosenses 3:17: «Y todo lo que hacéis, de palabra o de hecho, hacedlo todo en el nombre del Señor Jesús, dando gracias por medio de El a Dios el Padre.» (LBLA)

Textos de proverbios

La Biblia de las Américas
Escucha el consejo y acepta la corrección, para que seas sabio el resto de tus días.

Nueva Biblia Latinoamericana
Escucha el consejo y acepta la corrección, Para que seas sabio el resto de tus días.

Reina Valera Gómez
Escucha el consejo, y recibe la corrección, para que seas sabio en tu vejez.

Reina Valera 1909
Escucha el consejo, y recibe la corrección, Para que seas sabio en tu vejez.

Biblia Jubileo 2000
Escucha el consejo, y recibe el castigo, para que seas sabio en tu vejez.

Sagradas Escrituras 1569
Escucha el consejo, y recibe el castigo, para que seas sabio en tu vejez.

King James Bible
Hear counsel, and receive instruction, that thou mayest be wise in thy latter end.

English Revised Version
Hear counsel, and receive instruction, that thou mayest be wise in thy latter end.

Proverbios 1:8
Oye, hijo mío, la instrucción de tu padre, y no abandones la enseñanza de tu madre;

Proverbios 2:1-9
Hijo mío, si recibes mis palabras, y atesoras mis mandamientos dentro de ti,…

Proverbios 8:34,35
Bienaventurado el hombre que me escucha, velando a mis puertas día a día, aguardando en los postes de mi entrada.…

Números 23:10
¿Quién puede contar el polvo de Jacob, o numerar la cuarta parte de Israel? Muera yo la muerte de los rectos, y sea mi fin como el suyo.

Deuteronomio 8:16
En el desierto te alimentó con el maná que tus padres no habían conocido, para humillarte y probarte, y para finalmente hacerte bien.

Deuteronomio 32:29
Ojalá que fueran sabios, que comprendieran esto, que discernieran su futuro.

Salmos 37:37
Observa al que es íntegro, mira al que es recto; porque el hombre de paz tendrá descendencia.

Salmos 90:12,14
Enséñanos a contar de tal modo nuestros días, que traigamos al corazón sabiduría.…

Lucas 16:19-23
Había cierto hombre rico que se vestía de púrpura y lino fino, celebrando cada día fiestas con esplendidez.…

20 Versículos de la Biblia sobre la Mente

| | Y preocuparse por seguir las inclinaciones de la naturaleza débil lleva a la muerte; pero preocuparse por las cosas del Espíritu lleva a la vida y a la paz. Los que se preocupan por seguir las inclinaciones de la naturaleza débil son enemigos de Dios, porque ni quieren ni pueden someterse a su ley.

Romanos 8:6-7
Proverbios 19:8

| | Como no quisieron reconocer a Dios, él los ha abandonado a sus perversos pensamientos, para que hagan lo que no deben.

Romanos 1:28

| | Jesús le dijo: —“Ama al Señor tu Dios con todo tu corazón, con toda tu alma y con toda tu mente.”

Mateo 22:37

| | Esto, pues, es lo que les digo y les encargo en el nombre del Señor: que ya no vivan más como los paganos, los cuales viven de acuerdo con sus equivocados criterios.

Efesios 4:17

| | No dejen que los condenen esos que se hacen pasar por muy humildes y que dan culto a los ángeles, que pretenden tener visiones y que se hinchan de orgullo a causa de sus pensamientos humanos.

Colosenses 2:18

| | Por el encargo que Dios en su bondad me ha dado, digo a todos ustedes que ninguno piense de sí mismo más de lo que debe pensar. Antes bien, cada uno piense de sí con moderación, según los dones que Dios le haya dado junto con la fe.

Romanos 12:3

| | Pues la Escritura dice: «¿Quién conoce la mente del Señor? ¿Quién podrá instruirle?» Sin embargo, nosotros tenemos la mente de Cristo.

1 Corintios 2:16

| | Por último, hermanos, piensen en todo lo verdadero, en todo lo que es digno de respeto, en todo lo recto, en todo lo puro, en todo lo agradable, en todo lo que tiene buena fama. Piensen en toda clase de virtudes, en todo lo que merece alabanza.

Filipenses 4:8

| | Solamente Dios, a quien doy gracias por medio de nuestro Señor Jesucristo. En conclusión: yo entiendo que debo someterme a la ley de Dios, pero en mi debilidad estoy sometido a la ley del pecado.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.