Los Mejores Poemas de Amor Cortos y Largos para Conquistar y Enamorar a Quien mas Quieres

Sin embargo, somos conscientes de que crear una poesía desde cero, es algo complejo y que puede costar mucho trabajo y esfuerzo, precisamente por eso hemos querido darte nuestra ayuda, mostrándote a continuación los mejores versos para enamorar, para que, de ese modo, tú tan solo tengas que decírselos a tu enamorada.

Los Mejores Poemas de Amor Cortos y Largos para Conquistar y Enamorar a Quien mas Quieres

Quiero compartir contigo los mejores poemas de amor que fui creando a lo largo de mi vida y también alguna fuente de inspiración de grandes autores que me guiaron por el camino de la poesía, descubriendo lo bello y hermoso que pueden ser las palabras en un texto.

Los poemas muchas veces ayudan a expresar lo que uno quiere decir en palabras dulces y suaves para transmitir aquel sentimiento que te hace sentir un momento, un instante o bien esa persona a la cual adoras y quieres mucho.

No es sencillo decir te amo o te quiero para todas las personas por eso este canal de comunicación que puede ser un poema de amor es maravilloso a la hora de decirle a alguien lo mucho que la quieres por lo cual te invito a que descubras mis creaciones que fui realizando a veces por tristezas, otras por una profunda felicidad.

Pase por diferentes estados de ánimos pero puede decir que al final lo principal es conquistar el corazón de la persona amada y todo desamor que sufras siempre sera superado sea cual fuera la despedida de ese amor te lo aseguro que el tiempo puede curar las heridas más profundas.

También la amistad esta dentro de ese amor que sientes muchas veces en tu alma por que no solo comienza con estar enamorada sino que todo puede comenzar por una lazo de amistad y luego darte cuenta que es tu amado y aprender aquella persona a amarte como tu lo amas a el.

Índice de contenidos

Poemas no conocidos de Alfonso Cabello.

Yo quisiera fundirme y ser tu aroma,

para sentir tu piel junto a la mía,

fundirme en paraíso donde sueñes,

ser alma y frenesí de golondrina.

Un fontanar de amor y de esperanza,

el corazón que dentro te palpita.

El fulgor de tu aliento. Ser tu aurora

y el timbre de tu voz cuando suspiras.

Quisiera ser el eco de tus sueños,

el rayo que penetra en tus pupilas.

Esconderme en la noche, acariciarte,

y morder en tu boca la sonrisa.

Quisiera convertirme en mariposa,

y libar en tus labios la ambrosía.

Ser edén de tu sueño y te conviertas

en alma y frenesí de golondrina.

Sólo tengo el aroma de tu boca,

en esta soledad que me atormenta.

Sólo tengo la luz de tu mirada.

¡Cómo quieres, mi amor, que no te quiera!

Si en esta oscuridad que estoy viviendo,

cuando todos olvidan mi existencia,

sólo tú me acaricias con ternura,

comprendiendo el dolor de mi tristeza.

Tú has vertido en mi vida la esperanza,

que en tus ojos de cielo se refleja.

Tus palabras son ecos de armonía,

entre notas de amor de una cadencia.

Sólo tengo el calor de tu sonrisa,

tu mirada, tu aliento, tu entereza,

y ese tacto finísimo y candente

que dejas en mi boca cuando besas.

Te quiero junto a mí. Sentir tu aliento,

para libar el néctar de tu boca,

ese cáliz de amor que me convoca,

a fundir en un beso un sentimiento.

Tú eres sueño de amor. El fundamento

de un ciego corazón que se desboca,

y en loco frenesí en tu cuerpo toca

arpegios de pasión a ritmo lento.

Una noche de amor. La fantasía,

que llena un corazón de paz y anhelo,

aurora boreal, fulgor, consuelo,

que penetra en el alma. La armonía,

que en néctares de aroma y de ternura

¿Cómo utilizar estos versos para enamorar a una chica?

Aunque ya hayas aprendido buenos versos para tu novia, es fundamental saber cómo utilizarlos o en qué momento, ya que, si no eliges bien, puede que tu esfuerzo no haya servido de nada. Por eso te damos algunos consejos para que siempre triunfes:

  • Crea el momento adecuado: Aunque no sea una fecha especial, puedes crear un momento perfecto para recitarle estos versos. A veces puede ser tan sencillo como colocar unas cuantas velas, bajar las luces, o preparar una cena romántica. En el momento de los postres cógele la mano y comienza a leer tus versos de amor.
  • Noabuses de los versos: Un verso romántico es algo íntimo y muy especial, igual que un “te quiero”, por este motivo, si comienzas a recurrir a ellos a todas horas, dejarán de tener esa magia que toda mujer busca, y conseguirán el efecto contrario, incluso haciendo que se aburra.
  • Pueden ser el mejor acompañamiento de un regalo: Puede que pienses que le vas a hacer un regalo barato y que no le va a gustar, sin embargo, con unos pequeños versos, el valor sentimental se va a disparar. Con esto conseguirás que cualquier detalle se convierta en un gran regalo.
  • Recítalo en persona: No cometas el error de simplemente mandarle un mensaje por el móvil, ya que este tipo de muestras de amor es mejor darlas en directo, si no pierden todo su encanto.

Poemas chidos

poemas malos

El semiólogo italiano Omar Calabrese afirma que nuestro momento estético se caracteriza por un doble movimiento: el placer del extravío y el placer del reencontrarse. En una reflexión que oscila entre estos polos, Mario Bojórquez nos ofrece un singular listado respecto a la peor poesía de hoy. Morbo, crítica y aún un ejercicio de estilística se proponen a continuación.

Los 100 peores poemas mexicanos de autores vivos

Leer poesía es una tarea que requiere cierto entrenamiento. Cuando nos acercamos a un texto poético apelamos a nuestra tradición lectora y esperamos de algún modo reconocer ahí algunos elementos que nos resulten familiares de nuestras lecturas previas. Cuando no sucede así, nos fascinamos por la novedad de la propuesta, hacemos un esfuerzo sincero por desentrañar los motivos, procedimientos y alcances de una cierta estructura de pensamiento, una disposición rítmica dada, la elaboración compleja de un discurso que nos resulta, por su extrañamiento, oro molido o en grano. El estilo es una característica que remarcadamente ha sido causa de encomio por diversas autoridades literarias, desde Aristóteles y Horacio, hasta Octavio Paz y José Gorostiza en sesudos comentarios y ensayos. Sin duda, estas aproximaciones al estudio del texto poético son una guía casi siempre segura para el análisis y el goce estético.

En la segunda mitad de la década pasada realicé un trabajo para la editorial Joaquín Mortiz. Se trataba de publicar anualmente una antología de los mejores poemas publicados en periódicos y revistas de todo el país: Los mejores poemas mexicanos. Mi trabajo se circunscribía a compilar el copioso material hemerográfico nacional de donde se tomaría la muestra, organizar los materiales elegidos, solicitar a los autores y familiares su autorización para ser incluidos y preparar un registro de las fuentes originales, era pues, el editor técnico de la antología. La selección era preparada por un autor de gran prestigio y buscaba, en general, dar cuenta de la producción mexicana de poemas. Muchas veces, ante la selección de estos autores –Francisco Hernández y Elsa Cross-, mi idea de la poesía contrastaba violentamente con los criterios de su selección: poemas que me parecían valiosísimos no eran considerados por los seleccionadores y otros tantos que me resultaban insoportables, aparecían como los primeros a elegir. Comprendí que la lectura impresionista del material poético era la forma con la cual nos habíamos construido una tradición mexicana de la poesía. Al iniciar este trabajo (en construcción todavía, pues se trata de una antología para internet), de los #100peorespoemasmexicanos, me acompañaron tres momentos previos de nuestra historia literaria: la famosa antología Los Ceros de Vicente Riva Palacio, primer acercamiento crítico feroz a las letras del siglo XIX mexicano, publicado en 1882; la de 1888; Los poetas mexicanos contemporáneos de don Manuel Puga y Acal bajo el pseudónimo de Brummel, que analizaba a los tres grandes poetas de su tiempo: Salvador Díaz Mirón, Manuel Gutiérrez Nájera y Juan de Dios Peza; y, finalmente, un modesto trabajo que poco circuló entre nosotros, pero que encarnaba el espíritu de este ejercicio: Las cien peores poesías de autores famosos de Raúl Salinas Viniegras, publicada por Costa-Amic en 1975, en esta última aparecen sonetos de Álvaro Obregón, Plutarco Elías Calles y Pascual Ortiz Rubio junto a poemas de Octavio Paz o Jaime Sabines. En el prólogo a su antología, Raúl Salinas Viniegras, apela a los heroísmos de la expresión, del pensamiento y de la emoción como nos los había encomendado don Salvador Díaz Mirón y en un lance verdaderamente socarrón reclama a los poetas abordar la temáticas especulativas: “Hablan de los espejos, de la luz… les falta el calor que da el trato con la hembra”.

😍 Versos cortos de amor

  • El camino de vuelta se recorre en silencio y con la vista puesta en los recuerdos compartidos. Y no sé si será la calma que irradias o el tiempo pero cada segundo quiero pasarlo contigo.
  • El camino de vuelta se recorre en silencio y con la vista puesta en los recuerdos compartidos. Y quizás será tu simpatía innata o el tiempo pero cada segundo quiero pasarlo contigo.
  • Yo te amo mi amor, esclavo soy de ti, de tu belleza, de tu alma. Tu para mi eres lo más bonito del mundo, eres como un ramo de flores lleno de colores. Tan solo tú eres capaz de hacerme sentir especial, de hacerme sentir único y de verdad. En el tiempo que estoy contigo puedo decirte que siempre te amaré.
  • Los sonidos que salen de tu boca, son como una cascada de agua, son rápidos, enérgicos, pero a la vez transmiten una gran calma. Yo no dejo de soñar contigo, con ella, con tu lengua, con tus palabras… me tienes totalmente embelesado con todo lo que tiene que ver contigo, por eso siempre estaré a tu abrigo.
  • Sólo quiero sentir que mientras mis dedos te leen, algo que todavía no entiendo estará pasando. Y así, mientras el cuerpo mengua y el corazón crece sin celebrar nada… o todo… decirte te amo.
  • Nunca había visto una mujer como tú, bella, inteligente y amable, de ahora en adelante, tan solo quiero enamorarte.
  • Si hubiera imaginado que algún día te podría conocer, hubiera dedicado mi vida a encontrarte para estar contigo, para poder besarte.

Poema para decirle cuanto te gusta

Sería difícil para mí expresar con exactitud

que es lo que amo más de tu persona

pues tienes tantas virtudes y cosas bellas a mí parecer

que desarmas todos mis sentidos en el momento en que te veo.

Cuando sonríes es como si un rayo de sol iluminará mis pupilas

pues ocultas y a la vez muestras tanto con un gesto tan simple

que todos mis miedos se desvanecen en una nube de humo

que queda resguardada en un punto muy lejano de mi mente.

Cada vez que tu piel toca la mía

es como si estuviera en contacto con el cielo mismo

tienes el poder de lograr que cada pequeño detalle que me rodea

se convierta en la más bella fantasía.

Son tus manos mi perdición cuando se posan sobre mis mejillas

o acarician el dorso de las mías en un movimiento tan tierno como íntimo,

pues las cosas que compartimos en un sola caricia

son más vastas que el cielo mismo.

Si el día de mañana decidieras irte de mi lado

estarías asestándole una certera estocada a este corazón

que te ama como nunca lo ha hecho con nadie en la vida

pues hoy te has convertido en la razón de mi existir.

Largos poemas de amor

Te diré deseos en tus sueños,
el placer será mi arma para soñar,
Caminaré a través de tu alma
y secuestrar a tu amor.
No habrá rescate:
Sólo pasión.
Saborea el silencio y los sueños,
con melodías de ternura
y un toque de deseo,
conoces mi mundo,
a todo lo que anhelo,
tú conoces el amor, mi amor.
Dormir, soñar contigo,
Me desperté y seguí soñando,
Imaginé que existías,
Sentí que te amaba.
Pensé que te amaba.
y soñé de nuevo porque me amabas.
¿No te veo?
¿Que no te siento?
¿Qué haces tan lejos?
Dime quién te dijo que…
Si te miro en mis recuerdos,
Si siento que te quedas quieto en mi pecho
y en mi corazón te llevo.
Voy a dedicar la tarde
para pensar en ti, preciosa
para escribirte cosas sencillas
que para ti, son hermosas.

Apenas te conozco.
y te veo especial
incluso si dices que no lo haces.
es mi opinión, y ahí está.

El mayor de los defectos
es no ver nunca a los nuestros
Te veo tan perfecto
tan discreto y natural
que simplemente ha visto defectos
No he podido encontrarte.

Pero yo soy realista.
Me imagino que tendrás
como toda la gente
para dar y dar.

Por eso me gusta escucharte.
Quiero decir, no soy especial.
lo que dicen los demás
que nunca debes creer.

Pero es muy gratificante
de la que siempre se habla bien
para dar valor a tus actos
y la forma en que eres.

Es por eso que te repito
Para mí, eres especial.
Su opinión, no es buena aquí.
tendrás que quedártelo.

E incluso si tienes tus defectos
como es lógico y normal
Seguiré repitiéndote
que te veo como especial.

Me encanta recordar esas tardes a tu lado,
Cuando su alma y la mía iban de la mano.
Siéntate en el parque y mira el cielo azul,
Todo lo que dije fue dicho en vano.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.